Ganchillo que dan ganas de comérselo

Hay momentos en la vida, que se repiten varias veces o al menos a mi me pasa, que laboralmente puede que te quedes estancada. El día a día y las mismas tareas de siempre, hace que te acomodes y que la creatividad no sea tan brillante como hacía unos años. De repente te das cuenta y decides romper con todo, porque hasta tú mismo empiezas a aburrirte... VAMOS A HACER ALGO INTERESANTE!!

 

A esta diseñadora de prendas, llamada Kate Jenkins, le sucedió eso, que se quedó estancada en su trabajo y decidió buscar nuevas formas para volver a engancharse a lo que mejor sabía hacer, ganchillo.

 

A ella le enseñó a tejer su familia, su madre y su abuela y aplicó esta labor hasta convertirse en una diseñadora de prendas y tras reinventarse, ahora aplica esta técnica como artista.

 

Es una amante de los peces y de los crustáceos y desde hace tiempo llevaba tejiendo estos animales, mejorando y perfeccionando sus formas hasta lograr que parezcan reales. Finalmente hizo una colección de marisco que ha exhibido en varios países incluso vestida de pescatera para hacer más creíble su obra.

 

Las piezas que hace son muy bonitas y muy meticulosas en cuanto a detalle, combina lana y lentejuelas de muchos colores y la verdad es que apetece comer lo que hace!!

 

No hay nada mejor que reinventarse para que todo vuelva a ser como antes o incluso mejor!!

 

Image credits: kjcardigan

Contacta 679773147

LogoStock
Recomendado en Bodas.net